Contactanos

3142208177

PIN

25D83F7F

Contactanos

3003090570

Orgasmos masculinos

PROLONGAR LOS ORGASMOS MASCULINOS

Dado que la eyaculación es un reflejo que una vez que se dispara no es posible detenerlo, es importante que el hombre aprenda a identificar las sensaciones corporales que predicen la eyaculación para que cuando aparezcan pueda usar técnicas que ayuden a retrasarla y potencien los orgasmos masculinos.

La primer técnica consiste en identificar las señales que le indican que su eyaculación está próxima y a continuación parar la estimulación dando tiempo a que el hombre pierda excitación (dos o tres minutos). Después se comienza de nuevo hasta conseguir la máxima excitación. Esta técnica se repite dos o tres veces para acumular tensión sexual y luego se permite eyacular.

Otra técnica es la de presionar con los dedos debajo del glande. Esta presión favorecerá la pérdida leve de la erección. Después, como en el caso anterior, se puede seguir estimulando hasta volver a conseguir la excitación sexual. Es conveniente repetirla unas 3 o 4 veces, antes de permitir que ocurra el orgasmo.

Finalmente, los hombres pueden aumentar las sensaciones de placer masajeando los testículos cuando han conseguido un nivel de excitación alto, justo antes de llegar al orgasmo.

PROBLEMAS CON EL ORGASMO

Es frecuente que la mujer no alcance el orgasmo en todas las relaciones, en especial si la única vía de estimulación que recibe es la que deriva del coito. De hecho, desde una perspectiva fisiológica, el coito es un procedimiento relativamente ineficaz para producir el orgasmo femenino (sobre todo comparado con la estimulación directa del clítoris).

Sólo se puede considerar un problema la falta de orgasmos femeninos cuando esta reducida frecuencia orgásmica le suponga a la mujer malestar y insatisfacción. A nivel clínico, esta incapacidad de las mujeres para tener orgasmos femeninos incluso con estimulación, se denomina anorgasmia (o disfunción orgásmica). Las causas pueden ser físicas (enfermedades, fármacos, deficiencias hormonales, lesiones) y psicológicas (miedos, prejuicios sociales o culturales, experiencias sexuales traumáticas, educación sexual restrictiva). En tal caso, consulta a tu médico y sigue su consejo.

La anorgasia es una de las disfunciones más frecuentes en las mujeres, y se ha convertido en el problema de comportamiento sexual por el que más mujeres acuden a la clínica después de la ausencia de interés sexual. Por otro lado, es conveniente recordar que conseguir un orgasmo al inicio de una relación puede ser difícil, sobre todo cuando existe una expectativa alta de que todo tiene que salir bien.

Llamanos

Servicios en apartamentos, amoblados. hoteles, moteles, etc.

3142208177- 3003090570

PIN 25D83F7F

You are here